Miércoles, 15 Junio 2016 12:21

El Wi-Fi en casa: Cinco claves para que la red inalámbrica funcione mejor

Valora este artículo
(1 Voto)

Conviene colocar el router en una posición elevada y lejos de algunos electrodomésticos. Cuándo conviene instalar un repetidor de la señal.

 La proliferación de dispositivos que se conectan a Internet aumentan a diario. Para consultar el correo, chatear o bajar aplicaciones, estos aparatos necesitan una conexión sin cables a la vista. En una red inalámbrica, cuando la señal se dispersa sin dirección, suele perder potencia. Para que el ritmo de navegación no decaiga, algunos consejos y aplicaciones para poner en práctica. Antes de adoptar una medida, conviene tener en cuenta que un módem hogareño soporta unos 8 usuarios en simultáneo. Si todos ingresan a la vez, el ancho disponible se reparte entre cada visitante. Si la conexión es de 10 Mb, fluirá con normalidad. Pero con 3 Mb, el acceso sufrirá demoras.

Las cinco claves para que la señal rinda más son:

1. Seguridad.
Para evitar que extraños vampiricen la conexión, es elemental cambiar la contraseña de fábrica, llamada clave del administrador, que por lo general viene escrita en la base del router, que distribuye la señal. Para algunos esta clave se deduce fácil, porque con saber nombre y modelo se averigua la contraseña. Incluso existen programas que buscan estas claves, como el Wi-Fi Auditor o CommView for Wi-Fi.

Luis Zamora, Product Manager de EnGenius Technologies, explica: “para evitar que un vecino te robe la señal hay que utilizar un sistema de encriptación más confiable, como es el WPA2, que viene en los nuevos equipos, ya que incorpora normas más seguras que WEP y WPA, los estándar anteriores.”.

Otra medida de prevención es ocultar el nombre público de la red (SSID), para que no aparezca entre las demás redes disponibles. Y si bien se puede revelar por software, es una barrera más.

2. Tres en uno.
Si en casa hay más de una PC y la conexión se realizó manualmente, lo común es vincular el router Wi-Fi al módem. El problema de este montaje es que al haber tantos cables amarillos y azules que se cruzan desde la PC hasta la línea telefónica, puede suceder que la señal se pierda o, por un error de conexión, directamente no funcione.

En estos casos, lo mejor es comprar un módem router inalámbrico, como el que entregan los proveedores de acceso a Internet, que unifica los dos aparatos en uno. Ronda los $ 400.

Como explica Carlos Rey, Regional Manager de D-Link, “estos equipos permiten separar voz y datos, sin que interfieran en las llamadas. Por lo general, el módem ADSL admite una conexión, en cambio estos dispositivos aceptan hasta 4 bocas, más la función wireless. Lo que implica que vas a poder armar tu red completa, simplificando conexión y equipos”.

3. Repetidor.
Si la señal no cubre todos los rincones de la casa no hace falta mover el router como si se tratara de una vieja antena de TV. El problema se soluciona con un repetidor de señal o range expander, cuya función es captar la señal inalámbrica y reenviarla para ampliar su alcance. Cualquier módem se puede usar como repetidor, siempre y cuando disponga la función WDS (Wireless Distribution System). Desde $ 300.

4. Interferencias.
La señal que emite el router es de 360 grados y se expande en todas direcciones. A medida que aumenta la distancia o aparecen obstáculos, su alcance disminuye. Lo ideal es ubicarlo en una posición elevada, evitando estructuras metálicas como estanterías. Además de estar lejos del suelo, ventanas y muros, apartarlo de parlantes, ya que afectan la señal. Para una mejor recepción, las antenas deben estar verticales.

Para calibrar la velocidad de la red, se puede recurrir al WLAN Optimizer (www.martin-majowski.de) que mejora los tiempos de latencia y la velocidad de las conexiones. Para quienes les gusta meter mano, Live Wifiway (www.wifiway.org) incluye herramientas de auditoría, seguridad y análisis.

5. Frecuencia.
Los teléfonos inalámbrico usan el mismo rango de frecuencia y pueden compartir el canal, lo que distorsiona la señal. “La pérdida también se experimenta con el microondas o cuando hay un ascensor cerca. La solución, cambiar el canal o la frecuencia”, dice Rey. “La frecuencia estándar de 2.4 GHz muchas veces está saturada. Para contrarrestar esta pérdida, los nuevos módem manejan una frecuencia alternativa de 5.8 GHz” indica Zamora.

 

Visto 643 veces Modificado por última vez en Miércoles, 15 Junio 2016 12:37

Artículos relacionados (por etiqueta)

Medios

Cómo se dispersa la señal de wifi en tu casa? GENIAL
Más en esta categoría: « No necesitas apagar tu PC