Ayuda

Google domina en software y servicios, pero cuando se trata de cambiar los bytes y los algoritmos por circuitos electrónicos y complejos sistemas de distribución logística, las cosas dejan de ser color de rosa.

Publicado en Actualidad